Un par de alternativas a las películas infantiles habituales

​20 de ​septiembre de 2019

​​Hay un par de películas que, cuando propuse a mi churumbel de verlas, dijo que no. Sin embargo, cuando las vio, le gustaron mucho o directamente se partió de risa y pidió verlas más veces.


Hoy en día resulta muy difícil ver películas infantiles que se alejen de las grandes producciones de animación en 3D, que son todas las que el peque tiene clarísimo que quiere ver.


​(Bueno, esto es desde hace poco; hasta hace menos de un año, el mozo no quería ni escuchar hablar de ver películas enteras. Algún día hablaré de ello, porque creo que surge una reflexión interesante de la cuestión.)


Si te pregunto qué películas de animación recuerdas que se hayan estrenado este año, ¿cuáles te vienen a la cabeza?

Yo pienso en...

Mascotas 2
Toy Story 4
Playmobil, la película
Angry Birds 2
Cómo entrenar a tu dragón 3

​Y si pienso en películas que están por venir...

Espías con disfraz
Abominable
Frozen 2

​No pretendo desmerecer ninguna de estas películas. Algunas de ellas me gustan mucho y otras me han hecho pasar un rato muy entretenido.

Sin embargo, no es el único tipo de cine infantil que se hace en el mundo.

Sí, hay más cine ahí fuera

​Hay otro cine familiar y/o infantil, que no se centra en narrar grandes aventuras sino que cuenta otro tipo de historias y lo hace con otro tipo de imagen. 

El problema

​Desgraciadamente, estas y otras películas infantiles suelen tener puntuaciones bajas y para nada merecidas en lugares como Filmaffinity o en opiniones de críticos profesionales.


El motivo es que ​quién da esas estrellitas es un adulto que suele olvidar que esa película no está pensada para a él o ella, sino a personitas que están creciendo, desarrollándose y aprendiendo el lenguaje audiovisual.


​(Algún día también dedicaré una reflexión a este tema y al daño que han hecho las obras maestras de Pixar​… Ahí lo dejo, en lo más alto, je je).


Además, es una lástima que no tengamos un acceso más fácil a este otro tipo de películas, porque está bien que los niños (y nosotros) vean propuestas alternativas a la tendencia general y habitual. Expande su mente.


Es como con la comida: ¿verdad que una gran variedad de  alimentos en la dieta nos aseguran una mejor salud​ y predisposición a probar nuevos sabores? Pues con el cine pasa lo mismo.​​​

​¿Qué hacemos ​en casa al respecto?

​Pues, por todos los motivos mencionados, de vez en cuando intentamos que el mozo vea otro tipo de películas. Y estas son las dos de las que hablaba al principio. Él se resistió a verlas, pero el día que me las puse a ver yo… se enganchó y le encantaron.

El malvado zorro feroz

El malvado zorro feroz

​Esta película narra tres historias breves (algo ideal para los peques a los que las historias largas todavía los echan para atrás) protagonizadas por un zorro y otros animales de granja, ¡y es la monda!

En una, el zorro y dos tremendos amigos suyos tienen que hacer llegar a un bebé a su casa. En otra, el zorro está hambriento y quiere comerse unos pollitos pero acaba criándolos como si fueran hijos suyos. Y en otra el zorro y sus tremendos amigos tienen que sustituir a Santa Claus.

(*Aviso para navegantes en la historia de Santa Claus: el zorro se pasa buena parte del rato diciendo que Santa Claus no existe, cosa que puede asustar a más de uno. Pero que nadie se preocupe, el personaje acaba descubriendo lo equivocado que estaba).

​Aquí tienes el trailer: 

​Alexander y un día terrible, horrible, espantoso, horroroso

Alexander y un día terrible, horrible, espantoso y horroroso

​Alexander está convencido de que a él todo le sale mal, mientras que a su familia siempre le sale todo bien. La noche de su cumpleaños desea que, por una vez, todo sea al revés, y el día siguiente su deseo se cumple…

Se trata de una comedia familiar ligera, con un mensaje sencillo y la mar de entretenida.


Es de Disney, así que sí, tiene algún momento ultrañoño y un personaje femenino demasiado estereotipado para mi gusto, pero hey, nadie es perfecto y podemos enseñar a nuestros hijos a ver y leer con ojo crítico, ¿verdad?

​Aquí te dejo el trailer, que básicamente ya te cuenta toda la peli:

​​Si veis las películas en casa, ¡espero que las disfrutéis!


​Lectura recomendada: 

Cómo entrenar a tu dragón

​Cómo entrenar a tu dragón, de ​Cressida Cowell, ​aventuras vikingas y dragoniles para lectores a partir de 8 años (Es decir, ¡para niños y niñas! ¡No esperes encontrar lo mismo que en la peli, en la que hicieron una adaptación chula pero libre!)