La evolución de Calpurnia Tate

La evolución de Calpurnia TateLa evolución de Calpurnia Tate de Jacqueline Kelly
Mi puntuación: 5 de 5 estrellas





Tengo que admitirlo, durante mucho tiempo supe que este libro existía pero no me animaba a leerlo. Quizá era porque no tenía muy claro de qué iba, pero me daba un poco de pereza, no voy a negarlo. Cuado al fin lo leí, sin tener ni idea de por dónde irían los tiros, fue una auténtica sorpresa (¡positiva!).

Lo primero a tener en cuenta es que no se trata de un libro con una trama y estructura clásicas o típicas. Se centra en contarnos unos meses en la vida de Calpurnia Tate, una niña de casi doce años que vive en el estado de Texas del año 1899, con muy poco interés y capacidad por las cosas consideradas de chicas y, en cambio, mucho interés y talento por la observación y estudio de la naturaleza.

Podría decirse que el arranque es bastante lento, porque se centra en mostrar las primeras observaciones que Calpurnia hace de la naturaleza que la rodea (dicho así puede asustar, pero yo personalmente lo disfruté mucho), y poco a poco va presentando a su familia y se va desarrollando la relación con su abuelo (un naturalista aficionado).

Podríamos decir que esta relación con su abuelo es la trama principal de la historia y, a su alrededor, van desarrollándose otras: conflictos y situaciones con sus hermanos y, muy importante, el descubrimiento de que sus padres y la sociedad esperan que se forme como ama de casa y madre de familia, algo en lo que ella no tiene ningún interés y le supone bastante sufrimientos. Este último tema a mí, personalmente, me interesó mucho.

El libro está catalogado como juvenil, y por el contexto histórico y la temática imagino que es fácil que se recomiende en escuelas/institutos, pero yo no estoy segura de haber disfrutado mucho de un libro así en mi época preadolescente o adolescente.

Obviamente hay una cuestión de gustos y a mí siempre me ha interesado más la fantasía, pero hay elementos del libro que he comprendido mejor ahora como adulta. Por poner un ejemplo, creo que mi yo adolescente se habría enfadado bastante con Calpurnia por no rebelarse contra sus padres por pretender obligarla a convertirse sólo en ama de casa y madre de familia. Creo que, por falta de madurez, no habría sido capaz de contextualizar bien la situación de Calpurnia.

Es decir, que creo que esta novela la disfrutará más un lector adulto.

En conclusión, se trata de una novela que me encantó y que recomiendo leer, eso sí, sentándose a disfrutarla sin prisas, sin esperar una narración de ritmo trepidante.

Crítica hecha en Goodreads